Los mejores atractivos turísticos del Cusco que pocos conocen

Estas en Cusco por motivos de negocios o de paso y no dispones de mucho tiempo, aquí te dejamos lugares imperdibles que podrías conocer en un dia, 

El Valle Rojo de Pitumarca

La cordillera del Vilcanota, al sur del Cusco, es escenario de increíbles atractivos naturales. El más conocido de todos es la Montaña de los 7 Colores (5,200 m.s.n.m.). Sin embargo, muy pocos visitantes conocen el denominado ‘Valle Rojo de Pitumarca’, un paisaje natural ubicado cerca de allí.

Las laderas y cumbres de este sitio están teñidas de rojo debido a un proceso de mineralización hace millones de años. Aunque el ‘Valle Rojo’ es un atractivo nuevo, se calcula que ya recibe a 500 visitantes al día.

La Montaña de los 7 Colores de Palcoyo

La Montaña de los 7 Colores de Palccoyo (4,900 m.s.n.m.) es una cumbre teñida de varios colores de forma muy parecida al Vinicunca. Se ubica a poca distancia del nevado Ausangate. Es uno de los nuevos atractivos de la cordillera del Vilcanota.

En Palcoyo, además, se puede apreciar un bosque de piedras formado de manera natural. Allí abundan las llamas, alpacas, vizcachas, cóndores y otros animales. A pesar de su belleza, aún no son muchos los turistas que se animan a visitarlo.¿Cómo llegar? – Desde Cusco, se llega con un viaje en bus de 3 horas hasta el pueblo de Checacupe. Desde allí empieza una caminata de solo 1 hora.

Tres Cruces de Oro: el amanecer más hermoso del mundo

El amanecer más hermoso del mundo se aprecia desde el mirador Tres Cruces de Oro, en Paucartambo (Cusco). El lugar se llama ‘Akhanacu’, también conocido como el ‘Balcón del Oriente’ porque a lo lejos se aprecia el Manu, en la selva del Perú.

Este espectáculo natural ocurre todas las mañanas, a partir de las 4.30 a.m. El cielo se tiñe de rojo, naranja y sus matices. Todos los solsticios de invierno (finales de junio), en Tres Cruces de Oro sucede el denominado ‘Rayo blanco’, ilusión óptica que simula tres soles a lo lejos.

Montaña Putucusi: ver Machu Picchu gratis es posible

La montaña Putucusi (2,560 m.s.n.m.) significa en quechua ‘Montaña Feliz’. Putucusi, pertenece a la cadena montañosa que rodea Machu Picchu. No existe ninguna construcción inca conocida pero desde su cima se logra apreciar la Maravilla del Mundo a la distancia.

Ascender por sus laderas es una aventura extrema debido al difícil acceso de sus caminos. El tramo más difícil es una subida por una escalera de madera de varios metros de alto. Recientemente esta fue destruida por lo que temporalmente no es posible el acceso.

Humedal de Huasao: Groot y el Señor de los Anillos en Cusco

A pocos kilómetros del Cusco hay un parque temático donde se diseñaron en madera los personajes de ‘Guardianes de la Galaxia’ y ‘El señor de los anillos’. Los humedales de Huasao es un ambiente natural donde uno puede estar alejado de la ciudad y disfrutar de la naturaleza.

Este atractivo se encuentra en el distrito de Oropesa. A poca distancia de allí, existe un parque jurásico ideal para visitar con los más pequeños. También se puede disfrutar del famoso ‘Pan chuta’ y del ‘Lechón al horno’.¿Cómo llegar? – Desde la ciudad del Cusco se abordan los buses en dirección a Oropesa en la avenida De la Cultura. El viaje toma 30 minutos aproximadamente.

Baños termo-medicinales de Lares

Lares (3,150 m.s.n.m.) es famoso por ser una ruta obligada del ‘Lares Trek’, el cual conduce a Machu Picchu luego de 4 días de caminata. Sin embargo, este distrito también es popular por albergar los baños termo-medicinales de Lares, un espacio de relajación en las montañas.

Los baños termo-medicinales de Lares poseen hasta 4 piscinas con aguas calientes naturales que varían de 36ºC. hasta los 44ºC. Sus aguas tienen propiedades de alivio y sanación en enfermedades como osteoporosis, artritis y problemas musculares.

Laguna Humantay

La laguna Humantay (5,473 m.s.n.m.) es, sin duda, uno de los paisajes más increíbles en Cusco. Este atractivo turístico natural se encuentra al pie de la montaña del mismo nombre, camino al nevado Salkantay. Es un atractivo turístico muy visitado.

Llegar allí es una aventura. Se camina por paisajes alto andinos donde se aprecian llamas, alpacas, vizcachas entre otros animales. La laguna está rodeada de cumbres nevadas. Los visitantes que llegan allí dejan ‘apachetas’, ofrendas a la Pachamama (Madre Tierra).

Aguas termales de Cocalmayo

Los visitantes que llegan a Machu Picchu a través de la ruta alterna por Hidroeléctrica tienen la opción de relajarse en los baños termales de Cocalmayo. Este atractivo natural se encuentra en el pueblo de Santa Teresa, a aproximadamente 20 kilómetros de Machu Picchu.

Las aguas termales de Cocalmayo poseen hasta 3 piscinas con temperaturas desde los 38ºC. hasta los 44ºC. Sus aguas son claras y tienen propiedades curativas y relajantes. Muchos turistas llegan allí en su camino a Machu Picchu con el fin de relajarse.

Piquillacta: la ciudad pre-inca en Cusco

Piquillacta (3,250 m.s.n.m.) es un complejo arqueológico construido por la cultura Wari fue aproximadamente en el año 500 de nuestra era. El recinto de 50 hectáreas contiene hasta 700 edificios además de otras construcciones.

Se estima que allí vivían 10 mil personas (en Machu Picchu habitaban un máximo de mil). A pesar de su majestuosidad e importancia histórica, aún no es muy concurrida por los turistas. Piquillacta es el más importante descubrimiento pre-inca en Cusco.

El Puente Inca de Q’eswachaka

A 3 horas de la ciudad del Cusco, en el pueblo de Qhehue, sobrevive el último puente inca llamado Q’eswachaka y declarado Patrimonio Cultural Inmaterial por la Unesco. Este puente hecho de ichu (hierba del ande) tiene 500 años de antigüedad, aproximadamente.

Todas las segundas semanas de junio, los pobladores de las comunidades aledañas reconstruyen el puente tal como lo hacían sus antepasados incas hace cientos de años. Así, luego de una ceremonia de 4 días, el puente viejo es reemplazo por otro nuevo.